sábado, 30 de junio de 2018

La Unión Europea aprueba la creación de los CIE en su territorio

abc.es

Los líderes de la Unión Europea (UE) concluyeron hoy la primera jornada de la cumbre europea con un acuerdo sobre inmigración, tras más de trece horas de reunión en la que Italia amenazó con bloquear las conclusiones y los países del Este también plantearon sus reticencias.

«Los líderes de los Veintiocho han acordado las conclusiones del Consejo Europeo, incluida la inmigración», escribió en su perfil de la red social Twitter el presidente del Consejo, Donald Tusk.

El primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, anunció en la misma plataforma digital la consecución del compromiso.

Los líderes de la Unión Europea han contemplado durante la reunión que sus Estados miembros puedan crear en su territorio, de forma voluntaria, centros cerrados para separar a los refugiados, que tienen derecho a permanecer en los Veintiocho, de los inmigrantes económicos, que serían devueltos a sus países de origen.


Esa iniciativa, dijeron fuentes europeas, habría sido primero pactada por el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el presidente francés, Emmanuel Macron.

En la primera sesión de trabajo, que comenzó a las 15.00 hora local (13.00 GMT), los Veintiocho abordaron los avances en las políticas de seguridad y Defensa, la situación del comercio global tras la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos, el marco financiero plurianual para el periodo 2021-2027 y el derribo del avión MH17 en el este de Ucrania en 2014.

El primer ministro italiano defendió en la reunión que debe aplicarse el principio de que «nada está acordado hasta que todo está acordado» y que Roma se reserva el derecho de evaluar su posición sobre todas las partes del documento final hasta que se conocieran las decisiones en inmigración.

Sánchez, satisfecho

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, consideró una «buena noticia» para España que en la reunión del Consejo Europeo se haya adoptado el compromiso de destinar más recursos económicosa España para que lidere la respuesta a los flujos migratorios en el Mediterráneo occidental.

El jefe del Ejecutivo explicó que el compromiso que vendrá reflejado en las conclusiones del Consejo es aumentar esos recursos (que no especificó) no sólo para España, sino también para países de tránsito de la inmigración ilegal como Marruecos.

El incremento de lo que aporta la UE a España para hacer frente a la inmigración ilegal era uno de los objetivos de Sánchez en esta cumbre, tal y como explicó el miércoles en su comparecencia ante el Congreso para informar de su posición en el Conejo.

«No es el mejor de los acuerdos, pero es un acuerdo importante que camina en la dirección de continuar dando una perspectiva europea a un desafío europeo como la migración», añadió.

Al plantearle si España asumirá puntos de desembarco de inmigrantes, explicó que ya cuenta con ellos, así como con un dispositivo «perfectamente instrumentado» del que forman parte Salvamento Marítimo, la Guardia Civil, convenios con ong, y centros de atención a asilados e inmigrantes.

«Tenemos toda una política desplegada. Creo que lo importante -insistió- es que se vuelquen recursos económicos para ayudar a la respuesta que da España al fenómeno de la migración en nuestro país».
«Nos podemos dar francamente por satisfechos. Hemos conseguido cosas muy positivas para el país y, a nivel europeo, seguimos caminando en esa respuesta común», agregó.