domingo, 21 de enero de 2018

MILES DE MUJERES PROTESTAN EN WASHINGTON CONTRA TRUMP


elpais.com

Miles de personas se manifestaron este sábado en Washington, Nueva York, Los Ángeles y decenas de las ciudades más importantes de Estados Unidos para protestar contra las políticas conservadoras de Donald Trump al cumplirse un año de su llegada a la Casa Blanca y, también, de una primera Marcha de las Mujeres que, entonces no se sabía, sería el primer símbolo de un tremendo vendaval feminista a escala global.

Entre camisetas con el rostro de la Princesa Leia, la heroína de la Guerra de las Galaxias, citas históricas de Eleanor Roosevelt y múltiples referencias al pussy (en español, coño) -‘Poder pussy’, ‘Este pussy tiene garras’, ‘Soy la única dueña de mi pussy”-, la protesta mostró su músculo a lo largo del estanque reflectante del monumento a Lincoln de la capital estadounidense. Se trata de un lugar cargado de simbolismo, donde Martin Luther King pronunció el famoso discurso del “Tengo un sueño”.

Pero más que de sueños, la joven Jamie Albaum hablaba de quejas esta mañana, frente a la escalinata. “La igualdad entre hombres y mujeres ya está escrita en las leyes, pero no es real en la práctica, y yo estoy aquí luchando por eso”. Albaum, de 22 años, es de las que creen que 2017 fue parteaguas en el movimiento feminista, que sí va a marcar un antes y un después en las reivindicaciones contra la discriminación o el acoso. 

Cuando se le pregunta si teme que una ola de puritanismo pueda acabar por abrirse paso entre tanta protesta el arqueo de sus cejas sobresale de las gafas de sol: “El acoso es un problema muy grave para muchas mujeres en el trabajo. No estoy de acuerdo con quienes dicen que es 'una caza brujas'. No lo es porque es cuestión de tiempo que se lleve a los que perpetran ante la justicia por delitos que han durado demasiado tiempo”.


La del año pasado en Washington fue una de las manifestaciones más masivas de la historia americana, convocada para protestar por la llegada al poder de un candidato que se había caracterizado por sus pronunciamientos racistas y machistas y con serias acusaciones de acoso detrás. La de este sábado resultó mucho menos multitudinaria, pero con una agenda muy clara: derrotar a los republicanos en las elecciones legislativas de 2018. Emily‘s List, una organización de EE UU que promueve la participación de la mujer en la política, afirma que desde las elecciones presidenciales unas 25.000 mujeres han acudido a ellos interesadas por presentarse a algún cargo electo cuando en todo ese año 2016 solo lo hicieron 920. La resistencia contra Trump parece menos febril, pero más organizada tras 12 meses de políticas sociales regresivas en asuntos como el aborto, los derechos LGTB o inmigración.

“Agárrales por las legislativas”, rezaba una pancarta, parafraseando las frase que Trump dijo en la grabación de un programa televisivo una década atrás, en referencia a que podía hacer con las mujeres gracias a su fama y su poder: “Puedes hacer lo que quieras, agarrarlas por el coño”.Hay quien ve en la Marcha de las Mujeres la semilla de lo que ha sido el movimiento Me too (Yo también) contra el acoso. En Nueva York, Tarana Burke, quien creó el lema hace más de una década, arengó a los manifestantes: “Somos más fuertes que el miedo”, clamó, “los hombres de calidad no temen a la igualdad”.

La protesta congregó a más de 200.000 personas por las calles de Manhattan. “Había mucha rabia por la llegada de Donald Trump” el año pasado, recuerda Katherine Siemionko, una de las organizadoras, “pero ahora ya no es por él, es por nosotros”. Eso explica que la Marcha de las Mujeres se haya convertido en un fenómeno global y que las manifestaciones, como ya ocurrió hace un año, se reproduzcan en distintas ciudades del mundo a lo largo del fin de semana.

“Las mujeres se levantaron porque se dieron cuenta de que no hay igualdad y entendieron que necesitaban actuar rápido”, dijo Siemionko, “porque esta administración no va proteger sus derechos más básicos. Tampoco los derechos de los inmigrantes, de la comunidad LGBTQ+, de los discapacitados o de la gente de color”.

Nueva York es desde hace décadas la casa de estas comunidades. Es la metrópolis más diversa del país y la que presume de ser la abanderada de la igualdad. La ciudad de los rascacielos se convirtió así tras la victoria Trump en el gran eje de la resistencia contra las políticas que emanan de Washington. “Vuestras leyes destruyen los sueños de millones”, denunciaba otra de las pancartas.

En Nueva York, al término de la protesta se organizó un evento que tenía como objetivo recaudar fondos ayudar a las mujeres con aspiración política a presentar sus candidaturas a cargos públicos. “El próximo paso son las urnas”, insisten desde VoteRunLead.

"Ah, ¿tenía padres?": el desprecio de las autoridades a las familias de migrantes muertos en España

eldiario.es

Mamadou viajó de Almería a Melilla para obtener respuestas. Cuando le comunicaron el fallecimiento de su sobrino, del mismo nombre, aprovechó los escasos días libres que le permite su trabajo en el campo andaluz para intentar contestar a las preguntas que los padres del menor le hacían por teléfono desde Guinea Conakry: "¿Cómo ha muerto Mamadou?", "¿qué tengo que hacer para identificar el cuerpo y enterrarlo?", "¿puedo tener información a la investigación de su fallecimiento?".

Tras pasar dos días en la ciudad autónoma, acudió a diferentes instituciones, preguntó y repreguntó, espero y se desesperó. Hoy atiende a eldiario.es desde Almería, donde vive desde 2001. Ha regresado a casa "sin respuestas".

"Me fui a Melilla. Iba para hacer estas tres preguntas. Fui a tres instituciones diferentes. Nadie me contestó", dice el hombre guineano. "Estaba muy nervioso pero no pude pelear más, tenía que regresar a Almería a trabajar". Las trabas con las que se ha chocado Mamadou se repiten en otros muchos casos en los que las familias de migrantes tratan de identificar los cuerpos de sus allegados muertos en España en circunstancias sin aclarar.

En el último mes, ya son tres los casos documentados en los que los padres, madres o hermanos se desplazan a España para pedir respuestas tras la muerte de un ser querido en su proceso migratorio y no son atendidos por las autoridades responsables como cualquier otro ciudadano.

Los familiares de Mohamed Bouderbala, fallecido en la cárcel de Archidona (Málaga) tras 18 horas de aislamiento; los padres de Soufiane, el último menor muerto tutelado en Mélilla; y el tío de Mamadou son los últimos de una larga lista.

El viaje "para nada" de Mamadou

El adolescente guineano fallecido, llamado Mamadou como su tío, vivía en Melilla tutelado por la ciudad autónoma. El joven sufrió "varias paradas cardiorrespiratorias", según el Gobierno melillense. Tras el primer infarto, fue ingresado en el Hospital Comarcal de la ciudad donde permaneció hasta su fallecimiento a finales de diciembre. La asociación Prodein denunció que su muerte "fue consecuencia de una paliza" en el centro para menores infractores donde vivía.

Su tío no ha podido ver el cuerpo de su sobrino ni obtener una partida de defunción a pesar de acudir a la sede de la institución responsable de la tutela del menor y a otros tantos organismos. "Fuimos a la Consejería de Bienestar Social. Nos echaron la bronca. Nos decían que por qué estábamos allí, que no tenía la acreditación, que por qué no habían venido antes, que ahora estaba muerto, etc", decribe el activista José Palazón, quien acompañó a Mamadou a las diferentes instituciones. "Nos dijeron que no había nadie para recibirle pero, después de insistir mucho y amenazar con poner una queja, pudimos hablar con el director general de la Consejería, pero no le dio respuestas".

Mamadou se trasladó entonces al juzgado de menores de Melilla y al centro donde estaba acogido el menor. Fue recibido, pero no logró la información que buscaba. "Mi sobrino vivía en un pueblo sin casi electricidad ni agua, pero, al menos allí, si alguien se muere, la familia puede saber qué pasó y enterrar su cuerpo", vomita con rabia el tío del adolescente fallecido.

"No consiguió ninguna información, ni ver el cadáver, ni ninguna comunicación oficial. Si dejaron claro que, al tener Mamadou familia reconocida y cercana, no pagarían ningún gasto de sepelio", ha indicado Palazón.

Los ataques institucionales a los padres de Soufiane

Los padres de Soufiane, el menor tutelado hallado muerto en la cama de su centro de acogida en Melilla, llevan varios días en la ciudad tratando de saber qué ha pasado con su hijo. Según explicó su abogada, fue ella quien ha financiado el traslado de la pareja desde Marruecos dado que su precaria situación, aquella que aspiraba a mitigar su hijo con un soñado trabajo en Europa, les impedía costearlo.

El Gobierno de Melilla, del que dependía la tutela de su hijo, no contactó con ellos para informar de su muerte. La familia conoció la noticia a través de José Palazón, director de la ONG Prodein. A su llegada, se chocaron con las palabras de desprecio del responsable de los menores que viven solos en la ciudad autónoma: " ¿O sea, que este menor tiene padres y han aparecido ahora, o Palazón sabía que existían y tenían contacto con ellos?", afirmó el consejero de Bienestar Social a través de Twitter.

"No voy a recibir a los padres del fallecido porque para que vengan a llevarse un cadáver que hubieran venido antes a por su hijo", recalcó en declaraciones a los medios locales. La familia, a través de su abogada, se ha visto obligada a enviar una carta para "pedir respeto por la memoria" de Soufiane. Tras la dolorosa muerte de su hijo, la letrada tuvo que solicitar a las autoridades melillenses que dejase de lanzar "presunciones o afirmaciones que parecen indicar que la familia del menor pudo haberle abandonado".

La odisea de la familia del joven fallecido en Archidona

A más de 270 kilómetros del lugar donde las familias de Soufiane y Mamadou se esforzaban en ver el cuerpo de los menores, el hermano de Mohamed Bouderbala, muerto en la cárcel de Archidona (Málaga) se desplazaba desesperado de institución en institución para confirmar con sus ojos lo que no era capaz de creerse.

En cuanto conocieron la noticia del fallecimiento de su hermano, viajó desde Francia, el país donde reside, a Málaga. "Nada más llegar, fueron al centro de Archidona y la Policía ni les recibió, ni les dejó entrar. Les dijeron que el cuerpo estaba en el Instituto de Medicina Legal, en la Ciudad de la Justicia de Málaga", explica uno de sus abogados, Fran Antequera. "Entonces, fueron para allá, pero no les dejaron entrar porque estaba cerrando", añade. Era viernes: no podrían volver hasta el lunes.

Tras un largo y doloroso fin de semana, la familia fue al Juzgado de Archidona para que facilitase la vista del cuerpo. "Dijeron que no debería haber problema pero, cuando fuimos al Instituto, nos denegaron de nuevo la entrada: pedían una orden judicial", añade. Lo hicieron y ya no pudieron verlo hasta el día siguiente. "Pasaron cinco días desde que le comunicaron la muerte de Mohamed hasta que se les permitió ver el cuerpo. Cinco días de ansiedad total", apunta Antequera.

"No son comunes tantas dificultades. Todo apunta a que las trabas se deben a las muchas dudas que generan las circunstancias que han rodeado la muerte de Mohamed", explica el abogado de la familia. "Si la Policía ha declarado que el chico tenía tendencia a autolesionarse, ¿cómo es posible que le dejen 18 horas en esa celda de aislamiento?", se pregunta.

Son muchas las preguntas que, casi cinco años después, siguen sin respuesta también para los familiares de las 14 personas que fallecieron en el espigón del Tarajal entre pelotas de goma y botes de humo de la Guardia Civil. Desde Camerún, se han organizado con el apoyo de la ONG Caminando Fronteras. Ellas tampoco fueron nunca contactadas por ningún representante del Gobierno de España.

Cuando lograron la financiación y los requisitos necesarios para viajar a Ceuta, el Ministerio de Exteriores español les denegó el permiso de entrada. Querían someterse a la prueba de ADN necesaria para confirmar que alguno de los cuerpos enterrados sin nombre en la ciudad autónoma corresponde a su hijo o hermano. Otros buscaban únicamente ver la playa donde murieron, coger un poco de arena para un ritual con el que intentar así completar su duelo.

Cinco años después el Gobierno español se lo ha impedido.

jueves, 11 de enero de 2018

Trump llama "agujeros de mierda" a El Salvador y Haití

 elmundo.es

En uno de sus ya acostumbrados exabruptos el presidente estadounidense, Donald Trump, llamó este jueves "agujeros de mierda" a El Salvador, Haití y varios países africanos, y sugirió que preferiría recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones, según informó el diario 'The Washington Post'.

"¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?", afirmó Trump durante una reunión con legisladores en la Casa Blanca, de acuerdo con el diario, que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro.

Trump reaccionó así cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

El gobernante sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega, con cuya primera ministra se reunió este miércoles, de acuerdo con el Post.

Los comentarios de Trump sorprendieron a los legisladores presentes en la cita, según el diario, que no aclara si el presidente se refería también a Nicaragua con su exabrupto.

Quejas formales de Haití

El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, consideró una "agresión" los comentarios que profirió el presidente Trump.

El embajador aseguró a la cadena MSNBC que su Gobierno ha presentado una petición formal al Ejecutivo estadounidense para que explique los comentarios.

Según recoge la MSNBC, Altidor aseguró que su Gobierno condena "vehementemente" los comentarios de Trump al considerar que están "basados en estereotipos" y, en base a ello, el diplomático añadió contundente: "o el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado".
El proyecto de seis senadores bipartidistas eliminaría la llamada 'lotería de visados' que cada año asigna 50.000 visas a ciudadanos de países con una baja tasa de emigrantes a Estados Unidos, un mecanismo que beneficia mayoritariamente a países de África.

Según dijo a Efe una fuente del Senado, que pidió el anonimato, la mitad de esos visados beneficiaría a los que hasta ahora estaban protegidos por el TPS, y la otra mitad estaría reservada a inmigrantes que demostraran cualidades profesionales que merecieran su entrada en Estados Unidos, el famoso "mérito" que defiende Trump.

El acuerdo también abriría un camino a la ciudadanía para más de un millón de jóvenes indocumentados que llegaron de niños al país, conocidos como 'soñadores', y concedería más de 1.000 millones de dólares para proyectar y construir una barrera física en la frontera con México.

Los países del sur piden a Europa compartir la “carga” de frenar la inmigración

Los jefe de Estado de los Países del Sur de la Unión Europea, tras dar una conferencia de prensa en Roma (AFP)


lavanguardia.com

EFE, Roma

Los siete países del sur de la Unión Europea (UE) urgieron este miércoles desde Roma al bloque comunitario a compartir la “carga” de la protección fronteriza ante la presión migratoria, pues la gestión de este fenómeno será “un reto fundamental” en el futuro.

Así consta en la declaración final de la IV cumbre celebrada en la capital italiana, a la que acudieron los jefes de Estado o de Gobierno de Chipre, España, Francia, Grecia, Italia, Malta y Portugal y en la que se abordaron también temas económicos o sociales.

La gestión de los flujos migratorios será un reto fundamental para los países de la UE en los años que están por venir. Los países sureños están particularmente afectados e implicados al estar en primera fila”, dice el texto.

Su preocupación se produce después de un 2017 en el que llegaron a costas europeas más de 170.000 inmigrantes: 118.914 a Italia, 28.800 a Grecia, 21.468 a España y 1.067 a Chipre según las cifras de la Organización Internacional para las Migraciones, que estima en 3.116 las muertes durante todo el año.

En la declaración se señala que “el papel fundamental y la carga de la protección” de las fronteras de esos Estados, que son también la frontera sur europea, debe ser “reconocidas y compartidas por la UE”. “La UE tendrá que redoblar su lucha contra la trata de personas y las nuevas formas de esclavitud, garantizar los derechos humanos de todas las personas y proteger a los que necesitan protección internacional, particularmente los grupos más vulnerables”, añade.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, consideró en rueda de prensa que la inmigración es “el tema más importante que la UE afrontará en los próximos años” pero advirtió en este sentido que ningún país debe afrontar en solitario esa labor.
Por su parte el presidente de Francia, Emmanuel Macron, reconoció que en el encuentro se ha dado “una coincidencia de los puntos de vista” y opinó que “es necesario reforzar la solidaridad para proteger las fronteras y gestionar mejor los flujos”.

En el texto, los países mediterráneos dijeron estar “firmemente comprometidos con una política migratoria común” para evitar flujos irregulares y masivos y apostaron por abordar las causas de este fenómeno cooperando con los países de origen y tránsito. “Estamos decididos a fortalecer nuestras asociaciones con esos países, particularmente en África”, señalaron, para después subrayar los frutos de la implementación del acuerdo entre la UE y Turquía para reducir la inmigración por el mar Egeo.

Y apostaron por un “nuevo y común sistema de asilo europeo” basado en “un verdadero respeto de los principios de responsabilidad y solidaridad, en particular hacia los Estados en la primera línea” de este fenómeno.

El primer ministro en funciones de Italia, Paolo Gentiloni, dijo que en el 2017 se lograron “resultados valiosos” ante este fenómeno pero defendió que estos “deben ser constantemente consolidados”.

En la cumbre también se abordó la dimensión económica del continente y los líderes apuntaron al 2018 como un año de “completa recuperación económica después de una década de crisis financiera”. Así lo celebró el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, que declaró que “el 2018 es el año del final de una crisis” que ha golpeado especialmente a su país y que, en su opinión, “concluye donde inició, en el sur de Europa”.

En este sentido, en la declaración se sostiene que, aunque la UE “está a salvo y más fuerte, aún queda mucho por hacer”. Para ello será “clave” combinar “el crecimiento económico con el bienestar social” por lo que “deberán darse mayores pasos para completar la Unión Económica y Monetaria (FMU, en inglés)” para un “avance equilibrado y sostenido”.

Asimismo destacaron como prioridad “completar y fortalecer” la Unión Bancaria y urgieron a dar “lo antes posible un impulso común” al Mecanismo Único de Resolución y al Sistema de Garantía de Depósitos para difuminar los riesgos de hipotéticas futuras crisis.

Por último, apoyaron cualquier iniciativa que promueva la democracia y la participación ciudadana en el seno de la UE y abrazaron la idea de las “consultas ciudadanas” desde la próxima primavera para identificar las prioridades de la gente.
La próxima cumbre tendrá lugar en Chipre, un país en el que defendieron “un viable y comprensible acuerdo” para lograr su reunificación y proteger su “soberanía, independencia e integridad territorial”.

miércoles, 10 de enero de 2018

Una activista española, al banquillo en Marruecos por salvar vidas en el Estrecho

elconfidencial.com

¿Qué nos hace reconocer como tal a otro ser humano? Entre otras cosas, su nombre. El 14 de enero de 2016, un niño y su madre murieron ahogados en un naufragio en el estrecho de Gibraltar. El cuerpo del pequeño arribó a una playa de Cádiz; la madre apareció a cientos de kilómetros, en una playa de Argelia. Dos cadáveres anónimos en una lista enorme de personas que mueren sin identidad a los pies de la fortaleza europea. Hasta que una activista española, Helena Maleno Garzón (El Ejido, 1970), identificó y devolvió su nombre a esta madre y a su hijo: el niño se llamaba Samuel, Samuel Kabamba. Tenía 4 años. La madre que ese día le había abrigado con una chaquetita marrón se llamaba Véronique Nzazi.

Helena Maleno lleva desde 2001, cuando se instaló en la ciudad marroquí de Tánger, devolviendo su nombre a los inmigrantes que mueren intentando entrar en Europa y luchando para que sus familias obtengan la justicia que a ellos se les negó. Desde 2007, esta investigadora en migraciones que ha trabajado para Naciones Unidas y el Defensor del Pueblo español, ha sido además la voz que alerta a los servicios de salvamento marítimo español y marroquí para que rescaten a cientos de personas, perdidas en el mar o a punto de ahogarse en una patera o una balsa hinchable de juguete.

Por esas peticiones de rescate efectuadas a petición de los propios inmigrantes a través de un teléfono gestionado las 24 horas del día por la ONG de Maleno, Caminando Fronteras, la activista deberá declarar hoy –su comparecencia se ha pospuesto ya en dos ocasiones- ante el tribunal de Apelación de Tánger. El motivo es una causa judicial que la relaciona con las redes de tráfico de personas que actúan en el Estrecho de Gibraltar. Si se abriera un juicio penal contra ella, la ley contempla penas desde 6 meses de cárcel hasta la cadena perpetua. 

La activista explica por teléfono desde Tánger que esta causa “no empezó en Marruecos”. Su origen está en una investigación que la UCRIF, la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de la policía española, inició a cuenta de las llamadas de auxilio de Maleno a Salvamento Marítimo. “Este expediente fue archivado, en abril de 2017, en preprocesales [es decir, sin llegar al juez de instrucción] dado que la Fiscalía de la Audiencia Nacional no apreció indicios de delito”, puntualiza la activista.

La policía española había solicitado antes a Marruecos que pinchara su teléfono, asegura la experta. Probablemente para comprobar si Maleno tenía algo que ver con la organización de los viajes de los inmigrantes o si simplemente se limitaba a alertar a los servicios de salvamento en caso de necesidad.

“La policía marroquí concluyó que no había nada que apuntara a mi implicación con las mafias, y así se lo comunicaron a la policía española”, sostiene esta activista, que se ha ganado la confianza y el afecto de las comunidades de inmigrantes que esperan en el país magrebí para entrar en Europa. Su intenso activismo en redes sociales y medios de comunicación; su trabajo y el de sus compañeros de Caminando Fronteras denunciando y documentando los abusos de España y Marruecos en los confines del sur en Europa y la asistencia que prestan a los inmigrantes en el norte del país magrebí han convertido a Maleno en una referencia para ellos. Muchos la llaman “Mamá”, el apelativo cariñoso que, sobre todo en África Central, se utiliza como signo de respeto a la mujer.

Un día una inmigrante la llamó desde una patera, cuando ya los otros ocupantes de la embarcación habían pedido auxilio a Salvamento Marítimo. Cuando Maleno le preguntó por qué la llamaba si ya habían avisado al organismo de socorro marítimo del Ministerio de Fomento, la contestación la dejó “helada”, recuerda: “Te llamo a ti también porque no estoy segura de que Salvamento Marítimo no quiera que yo muera; mientras que de ti estoy segura de que no quieres dejarme morir”, explicó la mujer.

Una investigación reabierta en Marruecos

Maleno sostiene que pese al archivo del expediente contra ella en la Audiencia Nacional, la UCRIF envió el informe a Marruecos, lo que motivó el inicio de la causa por la que deberá responder hoy. Ese informe, dice, “está vacío, sólo hay acusaciones que parecen de orden político. Y lo que nos preguntamos es quién está detrás de esta persecución, qué autoridad española la ha autorizado, porque, por ejemplo, el Ministerio de Exteriores español, que nos ha dado su apoyo, no estaba al corriente. Se lo contamos nosotros”.

Del contenido de ese expediente, un aspecto ha llamado la atención a Maleno y su abogada: “No se menciona el ánimo de lucro ni se me acusa de haberme lucrado”, sostiene la activista, un lucro que obviamente siempre está detrás de las redes de trata de seres humanos.

martes, 9 de enero de 2018

América Latina duplicará el ritmo de crecimiento este año

 
elpais.com

El crecimiento de la economía global está siendo más robusto de lo esperado. La expansión fue del 3% el pasado año y el Banco Mundial proyecta que se mantendrá en el 3,1% el que acaba de arrancar. Es un repunte que califica de “notable” cuando se compara con el 2,4% de 2016. La tendencia se acelera para América Latina. Los países de la región se alejan más de la recesión y duplicarán el ritmo de crecimiento al 2% en 2018, frente al 0,9% en 2017.

La nueva estimación para la economía global se mejora en dos décimas frente a lo adelantado en junio para 2018. La lectura de 2017 es tres décimas más alta. Este mejor comportamiento se explica por un impulso de la inversión en los países avanzados y a una aceleración de la actividad en los emergentes, que crecerá al 4,5% este año. El Fondo Monetario Internacional publicará sus proyecciones el 22 de enero en la cumbre de Davos (Suiza).

La recuperación, como señala el Banco Mundial, está mejor repartida. “El crecimiento mejoró en más de la mitad de las economías en 2017”, señala el informe. Y aunque las curvas muestran que la tendencia seguirá en 2018, anticipa que se moderará de forma gradual a lo largo de 2019 porque la inversión en los países avanzados se relajará y por una desaceleración de la demanda en China.

Otro de los factores que apoya el crecimiento en las economías emergentes y en desarrollo es que poco a poco se disipa el efecto lastre del mercado de las materias primas. La previsión es que el precio de la energía y de los metales industriales se estabilice a los niveles actuales, tras las ganancias registradas desde el pasado verano. También pasará algo similar con los productos agrícolas.

Brasil se beneficia especialmente de esta coyuntura. De contraerse un 3,5% en 2015 y 2016 pasó a crecer un 1% en 2017 y lo hará un 2% en 2018 para asentarse entorno al 2,4% los dos años sucesivos. Es un ritmo que está en línea con la expansión para el conjunto de América Latina. De una recesión del 1,5% en 2015 pasará a crecer más de un 2,6% entre 2019 y 2020, tras hacerlo un 2% este 2018.

Más consumo

La proyección para la región es muy parecida a la que se anticipó hace seis meses, con ajustes de una décima al alza para 2017 y a la baja para 2018. El consumo privado es el principal sustento a la actividad económica. El crecimiento habría sido mayor si la inversión no hubiera sido tan modesta. Venezuela es el punto negro, con una contracción en el crecimiento del 4,2% para este año tras un 16,1% en 2017.

México, la segunda mayor economía de América Latina, rindió algo mejor de lo esperado en 2017. El crecimiento se espera repunte al 2,1% este año y de ahí suba al 2,9% en 2019. El Banco Mundial cita, sin embargo, la incertidumbre que genera la negociación del acuerdo de libre cambio con Estados Unidos y Canadá. También cita como riesgo las elecciones presidenciales que se celebrarán en julio.

Argentina, al igual que Brasil, se recupera de la recesión. Crecerá un 3% este año y el que viene, tres décimas por encima al crecimiento en 2017 y lejos de la contracción del 2,2% en 2015. En su caso se beneficiará de las inversiones en el ámbito de las infraestructuras. El proceso de recuperación de Perú tras las inundaciones le permitirá crecer un 3,8% este año. Columbia lo hará un 2,9% y Chile un 2,4%.

Recursos internos

Pese a este panorama más favorable y equilibrado, persisten riesgos. El Banco Mundial cita la posibilidad de que se materialice algún tipo de estrés financiero por el alza de tipos de interés y los altos niveles de endeudamiento. “La condiciones de financiación siguen siendo benignas pero se restringirán conforme las políticas monetarias se vayan normalizando en la grande economías avanzadas”, advierte.

En el caso concreto de América Latina, señala que el impulso externo al crecimiento será menor porque la expansión en Estados Unidos y en China tenderá a moderases en 2019 y 2020. “La región necesitará depender más de los recursos internos que en el pasado”, anticipa el Banco Mundial. También indica que el potencial seguirá siendo inferior a la media histórica previa a la crisis, por la baja productividad.

El incremento del proteccionismo, junto a las tensiones geopolíticas, también jugará en contra a corto plazo. “La escalada de las restricciones puede hacer descarrilar la recuperación y deshacer todo lo que se ganó con los pasados esfuerzos liberalizadores”, alerta el informe. También se cita la disrupción que pueden crear los desastres naturales, en especial en los países donde el margen fiscal es más reducido.

Ecuador abre una investigación sobre la deuda contraída por el Gobierno de Correa


elpais.com

La Contraloría General de Ecuador ha anunciado que auditará la deuda, interna y externa, contraída durante los últimos cinco años del Gobierno de Rafael Correa, entre el 1 de enero de 2012 y el 24 de mayo de 2017. 

La investigación pretende analizar la legalidad de las operaciones realizadas y el uso dado a estos fondos.
 
El contralor general, Pablo Celi, ha anunciado que los resultados del informe se conocerán en abril, aunque sus conclusiones no serán vinculantes sino "más bien un ejercicio de transparencia de la información a la ciudadanía".

La investigación la ha solicitado el actual presidente, Lenín Moreno, a partir de un informe de la Contraloría que afirma algunas operaciones no se habían incluido en los reportes oficiales de deuda pública, según la agencia Reuters.

Moreno fue vicepresidente del Gobierno de Correa entre 2007 y 2013 y, desde su llegada al poder el pasado año, ha criticado la gestión de su predecesor y le ha acusado de haber dejado un país endeudado (la deuda pública de Ecuador asciende a 42.000 millones de dólares).

Correa ha calificado la auditoría de "persecución" durante un discurso en Guayaquil, donde tenía programado un acto para promover el 'no' en la consulta del próximo 4 de febrero, donde se votarán varias reformas constitucionales, entre ellas, una que pretende prohibir la reelección indefinida, lo que podría evitar que el expresidente volviera a presentarse a las elecciones.

Ecuador estudia una mediación para resolver la situación de Julian Assange


abc.es
Ecuador estudia la posibilidad de una mediación para resolver la situación insostenible del fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, asilado en la embajada ecuatoriana en Londres, ha informado este martes la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa.

«Tenemos un enorme interés de lograr una solución definitiva para el caso Assange y para que eso ocurra, estamos en permanente diálogo con el Gobierno del Reino Unido (...) y estamos explorando varias opciones para encontrar una salida a esta situación», ha dicho en una reunión con la prensa extranjera.

La titular de la diplomacia ecuatoriana ha apuntado que están «considerando también y explorando la posibilidad de una mediación».

sábado, 6 de enero de 2018

La inmigración en España se duplica en 2017 y bate récord solo por detrás de 2006

 inmigracion motril 2017

abc.es
«España continua viendo un alto número de inmigrantes ilegales, con 3.900 llegadas en noviembre, mas del triple que hace un año. Ha sido también el récord mensual de inmigración detectado en esta ruta desde que Frontex empezó a registrar datos en 2009». El comentario, perteneciente al último informe de la agencia europea de fronteras Frontex, resume la tendencia de este 2017 que termina, un año que pasará a la historia triste de la inmigración irregular como el segundo con mayor número de llegadas de personas a nuestro país por vías ilegales desde que se tienen registros, solo por detrás de 2006, cuando la crisis de los cayucos rumbo a las Islas Canarias elevó los ingresos por mar hasta una cifra impensable: 39.180 hombres y mujeres.

Los números oficiales del Ministerio del Interior al término de la semana 50 del año, hasta el 17 de diciembre, son que España ha recibido en conjunto, por vía marítima y terrestre a través de las vallas de Ceuta y Melilla, un total de 27.253 inmigrantes frente a los 13.871 de 2016, lo que en términos absolutos representa un crecimiento del 96,5%. Un repaso a la serie histórica da la dimensión de esta cantidad, en tanto que supera con mucho las registradas en los ejercicios anteriores a la crisis y duplica o triplica y muchos indicadores de los últimos años.

Así, en entradas totales en 2007 y 2008 se contabilizaron 19.609 y 14.634 llegadas ilegales respectivamente. A partir de ahí la presión desciende considerablemente coincidiendo con el deterioro económico de modo que en 2009 se computan 8.393 inmigrantes; 5.199 en 2010; 8.788 en 2011; 6.645 en 2012; 7.472 en 2013 y 12.037 en 2014. En el año 2015, último en que se publicó el Balance oficial de Lucha contra la Inmigración Irregular, las llegadas a España fueron ya 16.936. En 2016 habían bajado a 13.871.

La gravedad del fenómeno remite sin ningún género de dudas al acceso a las costas andaluzas de pateras, cada vez más grandes y más cargadas en lo que respecta al tramo del Mar de Alborán. Baste precisar que a mediados de octubre, los datos provisionales facilitados por la Delegación del Gobierno en esa comunidad autónoma era que se habían interceptado 11.254 inmigrantes en 500 pateras, un 151,3% más que en el ejercicio anterior, y desde entonces hasta ahora no han parado de asistirse más y más embarcaciones en un tráfico inasumible, que se ha visto beneficiado por el buen tiempo y las temperaturas estivales hasta muy avanzado noviembre.

La formula estadística del Ministerio del Interior contempla de forma conjunta las llegadas por mar al litoral peninsular y Baleares, sin hacer mayor diferenciación territorial. En este apartado se ha pasado de contabilizar 6.963 entradas en 2016 a las 20.039 de 2017 cuando estaba todavía sin terminar, lo que representa un 187% más, o si se quiere medir en términos de pateras, han crecido un 164,5%, esto es de las 441 del ejercicio anterior a las 1.167 de este.

La inflación migratoria en esta ruta ha vuelto a poner en entredicho la colaboración de Marruecos, si bien a lo largo del verano se ha documentado una importante presencia de embarcaciones e inmigrantes salidos de Argelia, que han ido a recalar a puntos de levante hasta ahora no especialmente asociados a este tráfico, caso de Murcia o de Alicante. En este contexto se circunscribe el que ha sido la mayor polémica del año relativa a la inmigración, que no es otra que la decisión del Ministerio del Interior -avalada por jueces de instrucción- de internar en la todavía sin estrenar cárcel de Archidona (Málaga) al más de medio millar de argelinos que llegaron de golpe a las costas murcianas en la tercera semana de noviembre.

Aun antes de ese hito, la aparición de pateras en aguas de Murcia había desbordando todas las estadísticas y todas la previsiones. Según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno en la región, solo en las dos primeras semanas de octubre se habían rescatado 526 personas, cantidad que en sí misma ya igualaba los 529 salvamentos que se realizaron en estas costas durante todo 2016, los 278 de 2015; 231 de 2014; 176 de 2013 o 225 en 2012. El acumulado de 2017 en ese momento ya era de 963 entradas ilegales, 14 de ellas mujeres y 81 de personas que dijeron ser menores de edad.

El tráfico de pateras no se ha quedado ahí, sino que ha evolucionado hacia el norte, de manera que este año la provincia de Alicante se ha visto incorporada a la problemática con la detección muy frecuente en sus costas de embarcaciones con argelinos a bordo en el verano y los meses posteriores. Hasta finales de noviembre, según datos de la Subdelegación del Gobierno, las embarcaciones eran ya 49 con 356 ocupantes a bordo. El 2016 habían sido solo 14 y en 2015, cuatro.
La llegada en avalancha de las pateras argelinas deja pocas dudas sobre la entrada en acción de organizaciones criminales que trafican con seres humanos, siempre a la búsqueda de nuevas rutas donde burlar la vigilancia. En el momento álgido de la oleada, el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, se reunió el 20 de noviembre con la embajadora de Argel en España, para valorar de forma conjunta la situación y agradecerle «la rápida reacción» de las autoridades de su país para «detener de inmediato la salida masiva» de migrantes con destino a las costas españolas que se estaba registrando.

Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Los flujos y regulares de inmigrantes son mixtos, esto es, integrados por inmigrantes con motivación económica y potenciales refugiados. La Organización Internacional de las Migraciones (OIM), por su parte, ha contabilizado que al menos 222 personas han muerto o desaparecido intentando alcanzar España por el Mediterráneo, Informa Ep.

Mientras, Han seguido llegando a nuestro país refugiados, la mayoría por su propio pie y en muchos casos siguiendo vías peligrosas e irregulares como, en el caso de los sirios, la que conduce hasta Melilla a través de Argelia y Marruecos.

Este ha sido el año en que ha vencido el plazo que se dieron los estados miembros de la unión europea para reubicar en sus territorios a refugiados llegados a Grecia e Italia fundamentalmente en 2015 y reasentar a otros provisionalmente establecidos en Turquía, Líbano o Jordania, iniciativa que no sea llevado a término completamente. En este marco, España asumió la acogida de 17.337 solicitantes de asilo y refugio, de los que a finales de septiembre, fecha límite prevista para alcanzar objetivos, había trasladado a 1.983 personas, según Efe. De Grecia e Italia, se había aceptado acoger 9.323 personas en un compromiso de obligado cumplimiento, de los que llegaron 1.279. En un segundo acuerdo, los países europeos se comprometían a reasentar a refugiados que llevan varios años viviendo en campos habilitados por ACNUR en estados cercanos a las zonas de conflicto, dentro de lo cual España acordó traer a 1.449 y dentro de plazo lo hizo con 704.

No obstante, el programa de acogida no se ha detenido y a fecha 12 de diciembre, la cifra se había elevado a 2.688, mientras el Ministerio del interior sigue adelante con decenas de procedimientos a la espera de que sean tramitados para el efectivo traslado de los refugiados a España.